Recorridos

Información General

El itinerario de la carrera parte del casco urbano de la población y, siguiendo un recorrido previamente marcado, pasa por el Castillo de Ulldecona, las canteras, las antenas, Cap d’Asens y el conjunto de la Ermita de la Piedad y las Pinturas Rupestres, para volver hacia la misma población, con un total de 21,2 km y 883 m de desnivel positivo, para los que la quieran realizar corrientes y de 16,5 km y 423 m de desnivel positivo, para los que decidan realizar la marcha popular, sea caminando o corriendo. La marcha popular no será competitiva.

Esta prueba va dirigida a toda aquella gente que quiera disfrutar de la naturaleza y el paisaje característico del entorno de Ulldecona. Como hemos dicho anteriormente los participantes pueden escoger la intensidad con la que harán el recorrido, de este modo la prueba no cierra las puertas a nadie. Pueden participar desde corredores profesionales de montaña hasta familias, pasando por adolescentes, gente de la tercera edad, etc. el único requisito es tener ganas de moverse y disfrutar del entorno.

Los participantes no necesitan ningún tipo de material específico, basta con la habitual para realizar deporte en la montaña y el sentido común. La hora de salida será a las 9:00 h de la mañana, los participantes deberán estar una hora antes para el reparto de dorsales. Durante el recorrido habrá cinco avituallamientos, sólidos y líquidos para la Carrera y 3 para la Marcha.

Descripción del recorrido

La carrera comienza en el Recinto Polideportivo de Ulldecona, sube por la carretera de la Roja, para dirigirse a la base del Castillo por el camino de la acequia. Después del primer tramo de asfalto, dejamos el camino de la acequia para ir a buscar el sendero hasta el Castillo. Aquí, a diferencia de ediciones anteriores, tanto la carrera como la marcha siguen el mismo recorrido y comparten el primer cambio, ya que en lugar de rodear el Castillo Medieval, en atraviesan las murallas y tienen el placer de pisar el primer emplazamiento de la villa de Ulldecona.

Después de este viaje a través del tiempo (el primero pero no el último), ambos recorridos siguen juntos por el camino del Castillo hasta encontrar el PR-C 94. Enseguida la abandonamos para bordear una pequeña colina e ir a buscar otra vez la carretera a Les Moles. Cruzaremos la carretera por un paso subterráneo y seguiremos el antiguo trazado para coger un camino que hay a mano izquierda.

Este camino nos llevará a la segunda subida del día, el Asclaburros, que haremos por medio de un barranco muy cerrado. Después de una curva cerrada a la izquierda, seguimos un buen sendero y que va a buscar otra vez el PR, que va subiendo suavemente hasta llegar a las antenas de El Molló (379,6 mts).

Ahora, continuamos siguiendo el PR-C 94, y nos dirigiremos a la carretera de Godall. La marcha en cambio, no llega hasta las antenas, ya que sigue el PR-C 94 en sentido contrario para ir hacia los Olivos Milenarios del Arion. Los participantes de la carrera, seguirán la senda de la Colomera, un rápido descenso muy divertido primero, para seguir con un sube y baja camino, ahora sí, de la carretera. La atravesamos con precaución y vamos a buscar el antiguo camino de Godall. Mientras tanto, la marcha hará su segundo salto atrás al tiempo, esta vez un millar de años más atrás, recorriendo las fincas que ya se cultivaban en la época de los romanos y siguiendo caminos con miles de años de historia.

Una vez pasado el tramo de los olivos, subirán por la Colomera en sentido contrario al de la Carrera, para llegar al Molló y bajar directo hacia el pueblo, disfrutando de vistas espectaculares.

Por su parte, hemos dejado los corredores de la carrera en el antiguo camino de Godall. Los espera la segunda novedad de esta quinta edición, yendo hacia el Rincón del Agujero y recorriendo un fantástico sendero sobre un espectacular single. Después de un par de cruces, iremos a buscar la antigua cantera por donde se subía en anteriores ediciones, pero desviándonos unos metros antes de llegar para evitar el tramo de asfalto de la carretera de Cabo de Asen. De aquí iremos a buscar, también por sendero, un rapidísimo descenso hacia la Ermita de la Piedad.